Atacama: El despertar de Chuquicamata

 

Una inmensa mina de cobre ubicada al norte del país, reactivó sus operaciones el pasado miércoles, esta vez se disponen a ejecutar una actividad minera subterránea por los próximos cuarenta años.

El presidente de Chile, Sebastián Piñera y el presidente ejecutivo de Codelco, Nelson Pizarro cortaron el listón para darle inicio a esta nueva etapa del yacimiento minero Chuquicamata.

Tras 104 años de extracción de cobre, la etapa de minería a cielo abierto se dará por finalizada a finales del 2020. La nueva operación de minería subterránea plantea una mejora en los procesos, para optimizar su inicio y cumplir una producción de cobre superior a 140.000 toneladas diarias.

Con una inversión de US$ 5.000 millones, busca una producción anual de 320.000 toneladas de cobre y un total de 1.028 millones de toneladas en sus cuatro décadas de operación. Asimismo, la mejora de los procesos impactará de manera positiva en la calidad del cobre a extraerse, ya que en esta nueva operación subterránea será del 0,82%, es decir que por cada cien kilos habrá 820 gr de cobre.

“A lo largo de una década realizamos cerca de 150.000 metros de sondajes para contar con la información más precisa posible para saber si existía un proyecto rentable en Chuquicamata. Y los estudios nos dieron la razón: el potencial estaba. La dimensión del yacimiento seguía siendo gigantesca”, comentaba el presidente de Codelco.

Tras ocho años de ejecución y de la mano de 13.000 colaboradores y 400 profesionales, un total de 30 millones de horas hombre, se logró completar la excavación de un kilómetro de profundidad, que es solo la primera etapa, usando la fragmentación de roca y la erosión hídrica. Una increíble hazaña de infraestructura para la construcción de túneles y conductos de hasta 7.5 kilómetros cada uno.

Sin duda alguna, es una importante obra para el futuro del país y una estrategia para mantener nuestra competitividad en los mercados internacionales con el cobre chileno como un producto de exportación por excelencia.

Chuquicamata será un perfecto ejemplo de minería del siglo XXI, dentro de sus túneles encontraremos camiones y volquetes teledirigidos a distancia por operarios fuera de la mina, al igual que la tecnología XSMART, la innovadora propuesta de camiones inteligentes desarrollada por el equipo de EXSA, que es solo una demostración de cómo la inteligencia artificial (AI), busca un reconocimiento más efectivo y un óptimo control de recursos para maximizar la eficiencia de la operación.

Así como también las soluciones exactas para una voladura de roca efectiva serán necesarias a lo largo de las actividades de la nueva etapa de Chuquicamata. Ello generará una importante demanda de productos innovadores que acompañen la operación como Exsablock, Slurrex, Examon y la fórmula patentada Quantex® que reduce las emisiones de carbono hasta un 18 %. Conoce más sobre productos innovadores para minería visitando el siguiente enlace.

Fuente: Correo

Imagen: La Tercera

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *



2016 Copyright MediaImpact. Todos los derechos reservados.